miércoles, marzo 26, 2008

Los hornos de la nacionalidad

Una ceremonia de jura de nacionalidad es un trámite burocrático con apenas un par de detalles solemnes. Obsérvese en la foto que la jueza lleva toga con puños de encaje. La de al lado, que parece ser secretaria de la jueza, también lleva toga negra.
Toman lista como en el colegio, y después llaman a uno por uno y les repiten una cantinela cortita que termina con un "¿Jura fidelidad (¿o era lealtad?) a la Constitución y al Rey?", y uno, si quiere tener la nacionalidad para terminar la seguidilla de trámites engorrosos y poder entrar y salir del país sin problema (y gozar de otras ventajas relacionadas con el hecho de ser ciudadano español) tiene que decir "Sí".
El quía del extremo izquierdo era algo así como el secretario de inmigración de la Comunidad de Madrid, que ese día estaba de visita para presenciar la salida del horno de nuevos españoles, y hacer acto de presencia, para que después no digan que no se mezcla con la gente que es el objeto de su trabajo. Solemnemente la jueza había dicho antes que ese día nos honraba con su presencia fulano de tal y esas cosas que se dicen estos casos.
Un amigo español se reía de que al menos él no tuvo que jurarle ninguna lealtad a ningún rey. Aunque con sus impuestos le tribute la lealtad que realmente les importa a ellos.
Uno se va de ahí sin ningún papel, sólo con la promesa de que le va a llegar en tres meses, aproximadamente, al domicilio que haya consignado, una carta con la partida de nacimiento para que vaya a tramitar su documento nacional de identidad y, si quiere, su pasaporte.
Eso es un poco más impresionante. Uno llega a la comisaría por la tarde, cuando no hay mucha gente, espera cinco minutitos que lo atiendan, con la partida de nacimiento expedida por el registro civil central español, con una foto y con la tarjeta de residencia. Entrega la partida, la tarjeta (que no ve nunca más, con el cariño que uno le tenía), y la foto, que es pegada en un cartoncito blanco por la funcionaria, quien posteriormente se lo alcanza y le pide que firme en un recuadrito que hay. Después de hacer eso, mete el cartoncito en un escáner y le pide que pase los dedos índice por un cuadradito de vidrio que hay en el mismo aparato. En el escritorio hay una pantalla mirándote, aparecen tus datos y la funcionaria te pregunta si esos datos están bien. Uno le dice que sí, si están bien, y entonces la mujer aprieta un botón y va hacia un hornito que hay atrás y del cual sale automáticamente el plástico ya confeccionado.
Después meten el DNI un rato en una ranurita que tiene el escáner a un costado y te cargan unos datos que vaya uno a saber qué son, y uno se siente partícipe de una escena de ciencia ficción. Más aun cuando te entregan un papelito de esos que tienen un pin oculto, y te dicen que ese es tu número secreto, mediante el cual podés hacer trámites administrativos del Estado desde internet, sin moverte de tu casa, lo que facilita mucho, si funciona, la vida de las personas. Terminado ese trámite de unos quince minutos, uno va a otro escritorio y pide el pasaporte. La funcionaria mete una libretita en una impresora, le alcanza a uno el pasaporte y ya está. En veinte minutos uno tiene ya todo. El DNI costaba 6,80 euros, y el pasaporte, 17,20. Hasta te podés olvidar la plata, le decís a la funcionaria que vas hasta el cajero a sacar, y cuando volvés lo tenés ahí al pasaporte, calentito y con las paginitas vírgenes, recién salido del horno, esperándote.
De todos modos, no se crean los nuevos españoles, si son también argentinos, que no les seguirán diciendo todo el tiempo, especialmente la gente que no los conoce ni tiene ningún tipo de confianza, "¡Che! ¡¡¡Boludo!!!", y pondrán cara de pánfilos esperando su aprobación al chiste. Uno puede optar por ser simpático y sonreír, o como los que ya están hartos, responder, "¿Qué pasa, gilipollas?", y encantarse con la cara de estupefacción del interlocutor que quiso ser simpático y no fue otra cosa que un, efectivamente, boludo.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Ves, a pesar de llevar una vida de madrileño aburrida y primer mundista, has tenido una vivencia más que compartir con todos nosotros!!! Te doy la enhorabuena no por haber obtenido la nacionalidad, que también, sino más bien por todo lo que ello implica!! Ahora las cosas cambiarán bastante, y eso si que merece la pena, lo demás son puros trámites burocráticos...Una vez pasas por todos ellos empieza lo bueno...Pues eso, a disfrutar del nuevo estado y todos sus privilegios! Chao!
Meri

el winco verval dijo...

Bueno Olé!! mi querido amigo.

Anónimo dijo...

hay feli no se que es mas lindo como escribis o lo bello q ue sos bombon. Helena

Kim Basinger dijo...

Y al final, sigues siendo de donde eres, o de donde te sientes ser o ambas cosas a la vez o ninguna, porque el papel no da ni quita nada de lo que hay en tu corazón.
Pero eso no les interesa.

inmuxi dijo...

ya leí ya...pero weno, como tú amigo dice, a él no le hacen jurar lealtad al rey pero bien que le rinde tributo con sus aportaciones monetarias así qe...no te indignes de esa manera...no merece la pena...eso es la ley...(aunqe ya sabes qe ...hecha la ley hecha la trampa)

se cometen a diario miles de injusticias de toda índole ,precisamente por la misma justicia(vaya paradoja verdad??LA JUSTICIA .... GENERA INJUSTICIA...)

Siento mucho que tengas que pasar por situaciones como esa(o la de ché boludo" del típico graciosillo) sólo por el hecho de ser argentino, pero paciencia, el mundo evoluciona a la par que las personas y si cada uno aporta su pequeño granito de arena(tú desde el periodismo, yo desde la docencia, el abogado desde las leyes...) podemos conseguir, aunque a paso de tortuga, un mundo mejor...sino...qué nos queda??


¿has escuhado la canción de: "NO ME LLAMES ILUSO PORQUE TENGO UNA ILUSIÓN..."


un besazo!! Sigue escribiendo así...muack

el winco verbal dijo...

yo no soy esa Helena.
Veni arrasando campeón!

el winco verbal dijo...

Ya está lo que me pediste.

Yaiza Santos dijo...

Feli feli-cidades.

¡Y qué carné más chulo! Como de bleidrraner...

Los papeles no son nada al corazón, pero sí a la comodidad de la vida. Se acabaron los abogados.

Firma una extranjera.

el winco verbal dijo...

Feli: ha causado sensación el post de Tato, en un comentario que hay en el mio y que soiguio en lo de Tato dice que que muy bueno tu comentario y tenes que escribir vos ahora una entrada de ese mismo recital.

Anónimo dijo...

che feli, tendrias q dejarte el pelo largo los rulos por lo que veo en la foto te quedan mejor. soy conciente que este comentario es puramente estetico y vacio, pero bueno hacete cargo de que la platea femenina esta agradecida de tus genes-
helena

Anónimo dijo...

Amigo macanudo si los hay! Junte sus bartulos y venga a disfrutar de al experiencia de hacer un trámite a la Argentina, y, de paso tribute unos miserables morlamcos a la dama fuerte de la argentina(como le dicen los giles por la tele) para sacar este pais para adelante... mmmm!!!
$ 25 el kilo de pucheroooooooo!!!!
________Bati___________-

Vic dijo...

Joder! ese DNI parece un tarjeta de colectivo como las que venían antes, con ese "cuchuflete" dorado cuadradito... en fin...
Joder!
(me gusta esa palabra)
Salud!

Carmen dijo...

A mi compañera de trabajo, argentina de Buenos Aires, le han dado la nacionalidad esta semana.
Ella también dice ¡gilipollas! cuando alguien la llama "boluda". Bueno, en realidad dice "giliposhas", pero eso es una broma entre ella y yo.
El estereotipo regional es inevitable, nos pasa a los andaluces cuando salimos fuera. Se creen que todos somos graciosísimos y que todos bailamos flamenco. Abrimos la boca y ya se están riendo...

Me vine aquí desde el blog de Gustavo (tu tocayo). Vendré más veces si tengo tiempo.

Un abrazo.

PD: Mi padre también nació un 27 de junio.

eliana dijo...

por hacer un comentario un poquito mas profundo,te diré q tuviste mucha mas suerte q yo con el tema burocrático pues me han hecho verdaderas cabronadas con los papeles durante años (mi DNI está fechado en 2003 y llegamos a españa en 1978)
no te puedes hacer una idea de los comentarios estúpidos que nos ha hecho la misma policía de extranjería,tales como....como no te cases con un español no te darán los papeles....o....si cometes un delito de sangre "menor" se te tramitan rápidamente....y mucho más....nos intentaron expulsar a mi hermano y a mí en cuanto cumplimos la mayoría de edad (yo llague a España con 5 años...) hemos llorado y pataleado lo que no te puedes imaginar....

santastic dijo...

Ché qué bueno tu descripción tan detallista, me preguntaba cómo sería, ya que me toca mañana a las 8:30hs (re temprano, joder!) Gracias por todo man