sábado, mayo 17, 2008

La vigencia de las consecuencias de la conquista de América

Imagen publicitaria de la película "Apocalypto", que me gustó mucho: por si quieren polemizar sobre esto, también.
En mi anterior entrada, tras una referencia mía a una hipotética reparación económica de España como metrópoli conquistadora a los gobiernos que hoy ocupan los territorios por entonces conquistados, dos queridas amigas mías dijeron que, como españolas, no se veían obligadas a tener que pedir perdón por la actuación de las tropas españolas en territorio americano en la época de la conquista. Yo había comenzado a responder a esa reflexión en el hilo de comentarios de la entrada, pero comencé a enrollarme y a acrececentar tanto la extensión de la respuesta que decidí convertirla en una entrada individual. Así que ahí va:

En ningún momento de mi humildísima reflexión acerca de la conquista, incrustada caprichosamente en medio de unas también caprichosas reflexiones acerca de la Lideresa, he siquiera insinuado que alguna persona viva de hoy tenga que pedir perdón por crímenes (no errores) del pasado. Sería como esas feministas cabeza hueca que intentan hacer que los hombres-individuos de hoy paguemos los miles de años de opresión contra las mujeres que ha habido en la humanidad. O por los crímenes cometidos por los maltratadores.
O sería como que yo, como argentino de hoy, tuviera que pedir perdón a los paraguayos de hoy por el genocidio atroz contra una gran cantidad de individuos paraguayos cometido en la Guerra de la triple Alianza por tropas de Argentina, Brasil y Uruguay (La catástrofe demográfica fue importantísima para el Paraguay. Su población, en 1864, según los distintos autores iría de 400.000 a 1.200.000 habitantes no indios, aunque lo más probable era de unos 800.000. Los distintos investigadores siguen sin ponerse de acuerdo con respecto al número total de bajas, para unos un cuarto de la población, para otros dos tercios, para otros 220.000, para otros 100.000, para otros 500.000 ). De hecho, pedir un perdón que nadie ha pedido sería reconocer una responsabilidad que, tampoco, nadie ha otorgado. Pero no me parece descabellado establecer mecanismos de compensación económica a nivel de Estado, que para eso existen las relaciones internacionales e instituciones estatales y supraestatales. De la misma manera que, si bien no estoy de acuerdo con que individuos paguen por lo que han hecho otros individuos, sí considero necesaria la existencia de mecanismos de reparación o corrección social de fenómenos también sociales. Por eso estoy a favor de, por ejemplo, las leyes que tienen la pretensión de establecer una igualdad entre mujeres y hombres en el terreno laboral, como por ejemplo, la paridad laboral por ley, tanto en lo referente a cantidad como en remuneración. No porque el hecho de ser mujer haga que una trabajadora valga más que un trabajador al que le ha caído en suerte nacer con pene, sino porque se ha comprobado que existe - a nivel sociedad: conjunto - una discriminación en el trato laboral hacia las mujeres que es necesario corregir. Y punto. Asimismo, en el plano político-estatal, creo que el grueso de los países americanos y sus pueblos siguen arrastrando las consecuencias de unos hechos que comenzaron hace más de 500 años y cuyas repercusiones siguen hoy muy vivas, aunque el paso del tiempo haya mediado muchísimo las formas de la misma. ¿Quiénes eran más malos? ¿Los emperadores de las civilizaciones precolombinas que arrasaban poblaciones enteras para incrementar su poder y el de sus metrópolis o los reyes de España que hacían lo mismo? No se trara del lugar común del indiecito bueno y el cruzado malo. Se trata de que existen convenciones humanas llamadas instituciones que tienen como finalidad - generalmente no cumplida - el mejorar el cumplimiento de los derechos en el mundo. Desde la Constitución de cada país - que tampoco se cumple en ningún país -. ¿Que se puede hablar de la responsabilidad de los gobernantes latinoamericanos, o de los ciudadanos que los votan? Se puede hablar de la mar en coche. Se puede hablar de todo. Pero los caminos de las sociedades tardan siglos en desarrollarse. Y no me parece descabellado hablar de reparaciones: ¿o India no sigue pagando aún las consecuencias de la ocupación británica? ¿Qué hubiera pasado con India y América si no hubieran sido invadidas y ocupadas a sangre y fuego? ¿Estarían hoy peor o mejor? Posiblemente peor. Posiblemente mejor. No se sabe. Se saben muchas cosas de las que SÍ pasaron, que SÍ ocurrieron. Y a partir de eso hay que actuar.
Y mejor paro acá si no esto va a ser un libro en lugar de una entrada. Respondan.

Los datos de la guerra corresponden a "La Guerra de la Triple Alianza: Un conflicto regional"; artículo de Carmen Ruigómez Gómez publicado en una revista de la Universidad Complutense cuyo vínculo en PDF está aquí.

11 comentarios:

Luciano Menardo dijo...

Si bien no está estrictamente muy relacionado, acá dejo un link sobre un tipo que hizo un libro donde desarrolla la idea de condenar a Bush por asesino:
http://futuratronics.blogspot.com/2008/05/jorge-asesino.html

Anónimo dijo...

Apocalypto es un peliculón!!!
Como española siento vergüenza por lo que hicieron mis antepasados, sin importar el lugar. No pido perdón porque YO no hice nada, pero eso no impide que me entristezca pensar en ello. Hay dos películas, La Misión y Amistad que tratan este asunto, y cada vez que las veo me estremezco… (La primera vez que las vi tenía 13 años, y me alegro de ello, porque sé que me sirvió para convertirme en la persona que soy ahora, bueno, eso y la educación que me dieron mis padres, que me enseñaron que todos somos iguales). Nunca sabremos si las cosas serían mejores o peores de lo que son en este momento, pero que duda cabe de que fuimos por el mundo imponiendo nuestra mentalidad, religión y costumbres…Siento simpatía hacia todas esas personas que vienen hasta aquí en busca de un futuro mejor, pues dejarlo todo por tratar de salir adelante debe ser una experiencia muy dura.
Creo que la compensación económica es un tema complicado, pero que debería hacerse; sin embargo, hay algo que como individuos podemos y debemos hacer, que no es otra cosa que facilitar la integración de todas estas personas que vienen aquí para luchar y sacar a sus familias adelante. La integración es la principal herramienta para mejorar las condiciones sociales y económicas de todos y cada uno de nosotros. La gente que no está cómoda (por decirlo suavemente) con la llegada de estas personas se está perdiendo muchas cosas, por ejemplo su gastronomía, sus costumbres, sus ritmos, su forma de ser… No hay nada mejor que darse una vuelta por los barrios madrileños para comprobar los cientos de restaurantes donde degustar riquísimos platos típicos, y locales donde además de buena música se puede conocer gente amable y divertida…En cierto modo me entusiasma tenerles aquí, pues aportan mucho más de lo que nadie imagina. Personalmente siento gran curiosidad por saber cómo se sienten en España, lejos de los suyos, de sus tradiciones... Creo que es nuestro deber hacerles sentir bienvenidos, y con tanto derecho a estar aquí como nosotros, pues al fin y al cabo, nosotros, los españoles fuimos a sus países a destrozarles la vida, así que de alguna manera ahora es el momento de compensarles, aunque sólo sea ofreciéndoles nuestra amistad y cariño.
Besos
Meri

Feliciano Tisera dijo...

¡Qué comentario más largo y bueno, Meri! ¡¡¡Aprendan, resto de comentaristas!!! (Encima que son pocos, mirá cómo se los agradezco).
Gracias.

Anónimo dijo...

Soy Argentina y me siento orgullosa de serlo ,aunque como muchos no sea"Nacionalista",he tenido varias discusiones etc. por el motivo:"de donde son la islas malvinas?".Si para mi estan en territorio ARGENTINO,YA.Doy gracias que sean BRITANICAS,solo nos acordamos de ellas para decir que somos "nacionalistas"...una guerra absuda si ,tanto que en el secundario hice una narracion, que decia: "Un Soldado Argentino tras la guerra viaja a Londres , en un cafe se encuentra a una Sra.(que podria ser su madre), y ella observando, el muy entristecido por su maldita experiencia,llamo la atencion de la Sra.
Ella muy amable y comprensiva le pregunto que le pasaba ,y el le conto ...Ella le dijo "puedo entenderte,yo he perdido a un hijo en esa guerra"
El angustiado le dijo-"me debe odiar ,yo pude matar a su hijo!"
Y la sra.respondio ,"SI YO TE ODIARA SERIA COMO ODIAR A MI PROPIO HIJO QUE EN PAZ DESCANCE".
EN SILENCIO SE ABRAZARON...

CUANDO ESCUCHO EN TV. "FELIZ DIA DE LA RAZA "pienso si son concientes de lo que ha pasado ,no se si culpar a alguien ,pero no justifico la masacre ,muerte injusta ,etc.no se si se podria decir igualmente ,un feliz 11 de marzo o septiembre en España o Estados Unidos respectivamete ...cuando hubieron tantas muertes ...solo creo que el mundo sigue fatal ,y creo que la victoria es para pocos y la muerte es de muchos....saludos.p.v.d.

Feliciano Tisera dijo...

Gracias por tu comentario extenso, P.V.D. Saluditos...

Anónimo dijo...

Ya me conoces Feli, hay algunos temas que me tocan la fibra y no puedo dejar de escribir..Así que ahí va otro, y pido disculpas de antemano por la extensión...(y gracias, me alegra saber que te gustó).

El descubrimiento de América fue el encuentro entre dos mundos desarrollados independientemente sin que ninguno hubiese sabido antes de la existencia del otro. Porque personalmente creo que no se descubrió nada, ya que los nativos/indígenas llevaban viviendo allí toda la vida. La película Apocalypto tiene un final que ni te cuento…Menuda visión, no?? (Si no la han visto les animo a que lo hagan). En fin, para mi, el encuentro entre ambos mundos tuvo fatales consecuencias, hubo millones de muertes, enfermedades, vejaciones, esclavitud y pérdida de culturas maravillosas. Cada país celebra ese día a su manera, para algunos significa la “colonización”, para otros “la unidad de los hispanos” y para otros “el día de la raza”…el nombre es lo de menos, lo importante es lo que significa para cada uno de nosotros. El Día de la Raza se utiliza en muchos países, incluso en España, donde el número de colombianos, ecuatorianos, peruanos, etc., aumenta cada día más... para reivindicar su cultura, su raza…(Hay festivales con actuaciones de grupos latinos para celebrar dicho día, y cuando uno asiste se da cuenta de lo feliz que son). Algunos amigos me dicen que ese día sus pueblos perdieron muchas cosas, y que utilizan dicha celebración para reivindicar su raza, demostrando al mundo entero la riqueza cultural y racial de cada uno de esos bellos países, y todo lo que tienen que aportar a nuestra sociedad actual. De aquel 12 de octubre de 1492 me quedo con lo único que a día de hoy me reconforta, saber que tengo más en común con un ecuatoriano, colombiano, argentino, peruano, etc., que con el resto de europeos…Es maravilloso compartir el mismo idioma, poder comunicarnos y darnos cuenta de la cantidad de cosas que tenemos en común, y lo más importante, pese a quién le pese, en cierto modo somos “hermanos” (de ahí su y nuestro mestizaje…). Han pasado bastantes años ya y debemos mirar para adelante… O como dije en mi comentario anterior, nos desgastaremos manteniendo discusiones absurdas que no llegarán a ningún lado y que nos alejan de lo más importante, las personas.
Sobre el comentario de p.v.d: Supongo que la “evolución” del ser humano (por llamarlo de alguna manera) debería ser para mejor, y los atentados, guerras, masacres, etc., que están ocurriendo en la actualidad (11 S – 11 M – ETA, etc.)reivindican a mi parecer una ideología absurda a base de asesinar con premeditación y alevosía a miles de personas inocentes de muchos otros países que fueron a otro en busca de una vida mejor..No creo que deban celebrarse masacres, de ahí que cada uno le de el sentido que crea más conveniente a tal o cual festividad. El ser humano debería aprender de sus errores, pero por desgracia, ni naciones, ni políticos ni las personas de a pie lo hacemos.. O por lo menos no lo suficiente. Pero te doy la razón, p.v.d, el mundo está fatal!! ¿Y qué podemos hacer cada uno de nosotros para mejorarlo? Vivir el presente, dejar a un lado los rencores del pasado y disfrutar la oportunidad de convivir con gente de muchos lugares del mundo, pues eso es lo que de verdad importa…
Un beso,
Meri

Yaiza Santos dijo...

Siendo una de las aludidas, comento cariñosamente:

Estamos de acuerdo en que los países desarrollados deben estableces mecanismos de compensación para con los menos desarrollados. A lo largo de la historia, se ha demostrado que este tipo de acuerdos y ayudas funcionan, y España o Irlanda con la Unión Europea son ejemplos exitosos.

Ahora bien, no me parece que esas ayudas deban estar atadas al pasado colonial de cada quién. Establecer esas ayudas en función de eso me parece lo mismo que pedir perdón, que yo usé metafóricamente justo en ese sentido. Inglaterra debió contribuir a las ayudas a Irlanda porque así lo marcaban las reglas del juego pactadas entre todos los países de la Comunidad Económica Europea, no por lavar culpas por tantos siglos de sometimiento. El resultado final fue beneficioso para ambas partes.

Dices, querido Feli: "creo que el grueso de los países americanos y sus pueblos siguen arrastrando las consecuencias de unos hechos que comenzaron hace más de 500 años y cuyas repercusiones siguen hoy muy vivas, aunque el paso del tiempo haya mediado muchísimo las formas de la misma". Y estoy de acuerdo pero en un sentido distinto: creo que hoy pesan más las consecuencias positivas de la conquista que las negativas, entre ellas la lengua, que es la misma, y la mezcla, algo de lo que, reitero, no pueden presumir los vecinos del norte.

Tampoco puede desdeñarse de un plumazo simplista la diversidad de Latinoamérica. Brasil no se parece a México, que no se parece a Venezuela, que no se parece a Argentina, que no se parece a Chile... Y creo que las circunstancias particulares de cada país influyen, mucho más que la conquista y la colonia, en sus desgracias y sus alegrías presentes. Pensar lo contrario es considerar a los países latinoamericanos como hijos tontos a los que hay que sobreproteger todo el tiempo. ¿Es responsable España de que México no haya sabido gestionar el petróleo que encontró en el siglo XX? ¿Lo es Portugal del éxito de Lula con Petrobras? Yo tengo mucha fe en este continente, y en que los lazos que cada país establezca con la madre patria les ayude a alcanzar los niveles de desarrollo que su riqueza natural merece. Ahora, que esos lazos no sean por culpa, que no estén atados al pasado más que por el idioma y la sangre que nos une, no por la derramada que nos separa.

En cuanto a la India, precisamente parte de lo que mejor funciona hoy allí tiene que ver con la herencia recibida de los ingleses, como el ferrocarril. Sin justificar el expolio ni las matanzas, repito, los ingleses no eran responsables del cruel sistema de castas, o, más cerca en el tiempo, del gobierno férreo de Indira Gandhi. De hecho, la desgracia más grande de la India comenzó cuando los ingleses se fueron, dejando su territorio desgarrado en tres. Lord Mountbatten nunca debió ceder ante la Liga Musulmana (indios, no ingleses, igual que los asesinos de Gandhi). Eso debería ser el gran reproche, imperdonable, a Inglaterra.

Y ya me salió a mí también un comentario kilométrico...

Yaiza Santos dijo...

PD: Puagggg, Apocalypto.

Jake dijo...

uhmmç
de la película me gustó el juego de palabras con el título y cómo hace una lectura cíclica de la historia...cada imperio ha tenido un conquistador y sustituto...por eso una joyita es leer el material de Negri y Hard:
imperio
multitud
dos libros que se complementan y plantean desde una lectura neo marxista la realidad del desarrollo del capitalismo mutante y posicional.
:)

qué rico un chocolate con churros ya!
con este frío de otoño.
besos pibe
;)

Yaiza Santos dijo...

A mí la película me pareció aburrida y ridículamente mal informada. Cuando los españoles aparecieron en las costas mexicanas, la civilización maya que se supone retrata Mel Gibson ya no existía. Además, Gibson frivoliza -entre otras cosas- con esa imagen de la fosa común llena de cadáveres: como si el Holocausto no fuera para tanto, como si hubiera habido muchos Holocaustos en la Historia... ¿Se le cuela su conciencia de ferviente seguidor del cristianismo preconciliar y por tanto antisemita?

Anónimo dijo...

No es correcto juzgar épocas pasadas bajo valores actuales, que distaban mucho de existir (ej1: el derecho a la vida de una campesino castellano estaba en manos de su señor, ej2: típica ofrenda azteca sacrificando a un bebe para que hubiese buena cosecha).

De que es víctima latinoamérica es de los procesos de independencia (pronto hará 200 años), imposible elegir peor momento para independizarse de España, justo cuando la revolución liberal nace, para dejar atrás el antiguo régimen , las colonios se separan, no siendo partícipes de este avance, los criollos americanos sustituyeron una monarquía absoluta por una oligarquía absoluta, las mismas 4 familias que lo tenían todo hace 200 años, lo siguen teniendo ahora. De eso es víctima latinoamérica...

P.D: es irónico, que ciertas ideas surjan de un país como argentina, donde la población de origen indígina brilla por su ausencia.