viernes, mayo 02, 2008

La emoción del Dos de Mayo

La foto es del artista Jordi Ribes pintando en una pared su versión particular de "Los fusilamientos" de Goya en una exposición en Móstoles.
Este año se ha cumplido el bicentenario del Dos de Mayo de 1808, quizás la fecha más, paradójicamente, gloriosa y luctuosa de la historia de Madrid, la ciudad en la que vivo hace más de siete años, ciudad a la que pertenecen todos los que en ella viven: al menos esa es la sensación que más veces he sentido evocar cuando alguien habla de ella. Y es lo que yo veo y siento, también.
Pese a que la derecha española vaya por ahí llenándose la boca diciendo que los hechos del Dos de Mayo fueron fundacionales para el sentimiento de pertenencia a la nación española y tal, yo me inclino a pensar que quienes se rebelaron en esa fecha fueron los desheredados de siempre, que lucharon valerosamente por su dignidad y que fueron masacrados por el invasor con su aplastante maquinaria bélica. Por razones obvias, a mí es eso y no otra cosa lo que me conmueve.
De allí la emoción permanente que sentí en la exposición sobre este tema que se hace en la Fundación Canal. Me emocionó verla, me emocionó escribir el reportajillo para la agencia de noticias en la que trabajo: se me piantaban lagrimones y todo, pensando en Manuela Malasaña, en Clara del Rey, en los demás que murieron hace doscientos años, sólo por no ver pisoteada lo que ellos consideraban su dignidad. Y mirá que es difícil emocionarse con un reportaje de agencia, eh, tan constreñido a unas formas y a una actualidad noticiosa muy concreta (aunque tanta restricción enseña: hay que ingeniárselas todo el tiempo para sacar petróleo de donde se pueda).
Aquí copio el reportaje para que lo lean y les pique la curiosidad por el Dos de Mayo a los que no sepan nada de él. Y aunque no vayan a emocionarse con un reportaje de agencia, simplemente quería compartir esa sensación extraordinaria, curiosa, gratificante.
"Los fusilamientos" de Goya en versión Playmobil.


Madrid recuerda a sus héroes doscientos años después

Por Feliciano Tisera

MADRID, 2 may (Reuters) - La capital española recuerda este fin de semana los sucesos del 2 de mayo de 1808, celebrando el bicentenario de ese "día de cólera" en el que un heroico levantamiento popular marcó el comienzo de la Guerra de la Independencia ante el invasor francés.

Doscientos años después, la sangre y la muerte han dejado su lugar a las actividades culturales y lúdicas con que Madrid rinde homenaje a esos ciudadanos comunes que se echaron a la calle para enfrentar en desigual combate al que era el ejército más poderoso del mundo.


Fueron cinco horas de guerrilla urbana que terminaron en sangrientas represalias y fusilamientos por parte del ejército ocupante, pero que marcaron un hito a raíz del cual toda España se levantó contra el invasor.


Como homenaje a esos héroes anónimos, los que no suelen ocupar lugar en los libros de historia, se ha ideado la exposición de la Fundación Canal, "2 de mayo. Un Pueblo, una Nación", un recorrido cronológico a lo largo de esa fecha, comisariado por el escritor Arturo Pérez-Reverte, autor del libro "Un día de cólera".


Trajes de la época, armas originales - navajas, trabucos, y hasta un cañón original del ejército galo -, audios, estatuas de cera, ambientación de momentos del día, mapas y esquemas computarizados de las batallas, entre otros, componen un recorrido principalmente emocional a través de esa jornada, aciaga para los luchadores que cayeron fusilados.


La muestra termina con una lista - blanca sobre fondo negro - de 409 muertos, con nombres y apellidos, a cuya memoria está dedicada la exhibición.


Aunque la exposición dice que no pretende exacerbar ánimos nacionalistas, sino reivindicar la memoria de aquellos que se jugaron la vida en defensa de una nación, algunos visitantes no lo ven de esa manera.


"Que hagan otra exactamente igual sobre la batalla de Madrid que la defendieron los republicanos, y el general Franco era un golpista", dijo Berta, una mujer de 50 años sobre la muestra organizada por una empresa pública de la Comunidad de Madrid. "No hacen una de la memoria histórica, ¿y de está sí nos tenemos que acordar?".


En cambio, otro visitante, Sancho Álvarez, sí cree que la exposición puede ser útil para la sociedad.


"Me gustaría que así fuera. Que la gente conozca cosas de la historia de España", señaló. "Todo puedo contribuir. No creo que sea malo tener un buen y razonable sentido patriótico".


MADRID Y ALREDEDORES SE LLENAN DE HOMENAJES

Las calles de la capital albergarán la serie de actividades "6 Goyas 6", inspiradas en los cuadros mediante los cuales el pintor aragonés Francisco de Goya, testigo de los hechos, plasmó la heroicidad y la brutalidad de los días 2 y 3 de mayo de 1808.

También habrá ciclos de cine alegóricos en el Cine Estudio Bellas Artes y el Centro Cultural Pilar Miró, mientras que las más históricas plazas céntricas albergarán una retreta militar con uniformes de época.

En los barrios más típicos de Madrid habrá bandas de música en calles y plazas, lo mismo que en casi todas las poblaciones de la comunidad autónoma.


Una hermana pequeña de Madrid, Móstoles - un pueblo pequeño en 1808 que es hoy una gran ciudad de más de 200.000 habitantes -, cuyo alcalde fue un activo promotor de que toda España conociera la rebelión en épocas en que no había radio ni televisión, también hace su homenaje al levantamiento.


Precisamente "Levantamiento" es el nombre de la exposición con que se inaugura, el día del bicentenario, el Centro de Arte "Dos de Mayo", un moderno edificio dedicado al arte moderno. La muestra dice pretender expresar los valores de libertad y resistencia ciudadana que inspiraron los levantamientos, a través de una variopinta serie de representaciones visuales y audiovisuales.


La más célebre pintura de Goya sobre los sucesos del 2 de mayo, "Los fusilamientos", será la estrella artística de este 2 de mayo de 2008, recreada en diversas modalidades.


Brutal reflejo artístico de los fusilamientos de la montaña de Príncipe Pío, el punto más sangriento de la indiscriminada represión ordenada por Joachim Murat, el gobernador invasor impuesto por el emperador Napoleón, el original se exhibe en la muestra "Goya en tiempos de guerra", con la que el Museo del Prado conmemora el bicentenario.


Pero esta obra maestra también es recreada en diversas modalidades, como un mural y una representación en papel en la mencionada muestra mostoleña, así como en clave 'friki', con su versión playmobil en la Feria Nacional de Coleccionistas de este juguete, el fin de semana en Casa de Campo.

También el grupo catalán La Fura dels Baus hará una representación aérea de "Los Fusilamientos" en Cibeles, y escolares madrileños armarán un puzzle gigante del cuadro, al lado del Palacio Real.

Manuela Malasaña y sus compañeros de levantamiento perdieron la vida hace doscientos años en una rebelión que no podía terminar de otra manera. Pero dos siglos después, Madrid no se ha olvidado de su sacrificio.

Los playmobil aquí representando "La carga de los mamelucos", de Goya.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Como siempre ha sido un placer leerte, no dejes de hacerlo!!
Y le doy la razón a Sáncho, este tipo de exposiciones son necesarias, no sólo por recordarnos la historia de nuestros antepasados, sino por todos los sentimientos que provocan...
En la sociedad en la que vivimos hay que saber luchar por nuestra dignidad, aunque eso suponga dejarnos la vida en el intento!!
Espero que esté bien, cuídate mucho.
Besos,
Meri

Yaiza Santos dijo...

Ya era hora del refresco.

Aunque no soy partidaria de según cómo qué leyes de recuperación de la memoria histórica, sí creo que Madrid sólo tuvo una actuación comparable a la del 2 de mayo de 1808 el día 6 de noviembre de 1936, cuando el gobierno de la República se trasladó a Valencia y dejó la capital en manos de la Junta de Defensa presidida por el general Miaja... y del pueblo que bajó a la Ciudad Universitaria a defenderla.

Me hace gracia la concepción nacionalista de la guerra civil, donde pareciera que ellos fueron los únicos que lucharon contra Franco: Madrid fue la última en caer. Fue en Madrid donde el ejército republicano quedó "cautivo y desarmado".

En fin, amigo, besos y bienvenido a casa.

Feliciano Tisera dijo...

Estoy de acuerdo con tu opinión, Yai.

Angelus dijo...

Yo no voy a hacer comentarios históricos sobre el tema, porque 6 años estudiando Historia en la Universidad te forman como completa inculta. Me encanta tu forma de escribir, hay cosas que nos mantienen vivos.
Ah! Dios, me encantan las escenas de los Playmobil!!!
Besos

Monique dijo...

;)leyendo por aqui..

Jake dijo...

y sí...
"si la historia la escriben los que ganan...eso quiere decir que hay otra historia...el que quiera oir, que oiga"



te dejo un abrazo pibe.

jake

Jake dijo...

cómo va todo ?
estoy en época de exámenes con mis estudiantes y eso genera que tenga poco tiempo


pero no quería dejar de pasar y saludarte!
abrazos

jake

Kim Basinguer dijo...

Ha sido un placer leer la historia, y me ha encantado las ilustraciones que has puesto.