jueves, enero 24, 2008

Primera línea de playa


La cosa es así: en Necochea, en primera línea de playa, a un vivo se le ocurrió hacer un barrio privado con casas con una vista absolutamente privilegiada.

En la foto puede verse: no se trata de edificios criminales al estilo Levante español, sino de casas modernas y bonitas, y además son pocas. Pero quería comentar el caso.

Ese tipo de construcciones está prohibida. Sin embargo, las casas y el barrio privado se construyeron (tiene, sobre la playa, hasta una atalaya de madera muy bonita y rústica con un muñeco vigilante ahí que debe estar chocho de la vida en su mangrullo laburando al sol mientras el personal se pasa sus regios momentos al solete y se divierte haciendo malabares para que el viento no te vuele la sombrilla ni te meta arena en los ojos pero están de vacaciones).

Ahí fue que alguno de la municipalidad apareció y dijo: "Achalay, que esto está prohibido. Vamos a tener que derrumbar".

"Eh, loco", le dijeron, "pará que estas casas ya están construidas".

Entonces unos fueron y se apuraron y se metieron a vivir.

"Eh, loco", le dijeron, "pará que hay ya gente viviendo, familias que ya pagaron su plata, no se las puede perjudicar así".

Entonces las autoridades hicieron un pacto: dejarían lo que hay, pero estarían vigilantes a que no vuelva a pasar.

Que cada uno saque sus propias conclusiones.

PD: En Cantabria, Estado español, eso de construir ilegalmente y esperar el perdón municipal pasa mucho, pero a gran escala. Han destruido kilómetros y kilómetros cuadrados de algunos de los paisajes naturales más bellos del norte español.

7 comentarios:

Soledad Burgos dijo...

la costumbre generará ley,,,,,,la ley del más vivo,,,,
un beso

Feliciano Tisera dijo...

Claro que sí, Soledad, ya lo tenés en mi perfil, fijate.
No me había dado cuenta de que lo tenía oculto. Gracias por el aviso.
Un beso.

el winco verval dijo...

Es cierto lo que dice.
Hoy me entere que hay que tener cuidado con las ofertas de alquileres que aparecen por internet.
Nada que ver con lo que prometen comprueban los seducidos por la oferta, con suerte se encuentran con un inmobiliario a veces sólo hay un sitio valdio.

Yaiza Santos dijo...

Cómo se afila la mirada cuando uno no vive en su país, ¿verdad, amigo?
Por cierto, me consta (palabra clave: ex marido) que Marina D'Ors, ese engendro constríctor-constructor que desnuda por completo Arcadi Espada en Ebro/Orbe, está entrando fuerte en tu país. Estaría bien que le echaras un ojo...

Kim Basinger dijo...

Lo de construir sin medida en España esta a la orden del dia.
Se hace tan a menudo, que uno se queda mudo.
Deberiamos destruir todo aquello que no deberia estar ahí.

Feliciano Tisera dijo...

Tenés razón, Yaiza, uno aguza mucho la vista cuando vuelve y compara con otras realidades que ha vivido: tanto lo mejor como lo peor. No hay nada mejor que viajar. Un amigo me dijo una frase que yo desconocía pero seguro que es una frase de sabiduría popular, aunque yo la encontré muy exacta para describir lo que me pasa: "Quien pasa una semana en un lugar tiene un libro para escribir, quien pasa un mes unas decenas de páginas y quien pasa meses o incluso años, sólo un par de páginas".

Feliciano Tisera dijo...

Y estoy completamente de acuerdo con vos, Kim Basinger: "Deberiamos destruir todo aquello que no deberia estar ahí".